El valor de orar por otros
Si quieres que tu sueño se haga realidad, debes despertar
febrero 2, 2016

El valor de orar por otros

“Después de haber orado por sus amigos, el Señor lo hizo prosperar de nuevo…”Job 42: 10

La biblia, en diferentes pasajes resalta la importancia de la oración pero en este texto específicamente menciona que Job primero oró por sus amigos y luego fue prosperado de nuevo.Honestamente no creo que Dios le puso como requisito, para prosperarlo, que primero orara por sus amigos, antes creo que esa fue una acción que nació del corazón amante y temeroso de Dios que tenía Job. No hubo que obligarlo, ni siquiera que pedírselo, así como nadie nos obliga a beber un vaso de agua. Fue algo que estaba en su interior y él tan sólo hizo lo que sabía que era correcto.

Es curioso como todo el libro de Job llama a estos tres hombres, sus “amigos”, cuando casi todo lo que le dijeron fueron juicios letales sustentados en la penosa circunstancia que Job estaba viviendo. Pero es un hecho que este hombre recto pasó por alto el agravio y tomó por paga la reivindicación del Señor.

Es más frecuente que oremos primero por nosotros mismos, pidamos a Dios por nuestras necesidades, siempre creemos que “nadie tiene los problemas que tengo yo”, “nadie sabe por lo que estoy pasando”, y quizás es así, pero la enseñanza en Job es que primero oró por sus amigos, aquellos mismos que le habían dicho que su sufrimiento era por causa de su pecado inconfesado y luego Dios hizo el resto.

“Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y oren por quienes los persiguen, para que sean hijos de su Padre que está en el cielo. Él hace que salga el sol sobre malos y buenos, y que llueva sobre justos e injustos” Mateo 5: 44-45

Es probable que la salida a una situación difícil esté en la oración por otro, por un amigo o alguien que no nos caiga muy bien, y luego el Señor haga llover sobre nosotros lo que hemos estado esperando.

“Después de haber orado por sus amigos, el Señor lo hizo prosperar de nuevo y le dio dos veces más de lo que tenía.” Job 42: 10

 

Germán Alberto Abreu.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *